Llámanos
(55) 5661 2086

FRANQUICIAS

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Tue Jul 09 2019

Hepatitis en los adultos mayores

Aunque no es común en las personas de edad avanzada, existen ciertos riesgos que podrían derivar en esta enfermedad.

El hígado es un importante órgano que desempeña tres funciones vitales para el organismo: la desintoxicación (recoge y elimina toxinas), la síntesis (se encarga del metabolismo de los carbohidratos, lípidos y proteínas, secretando bilis, indispensable para la digestión de las grasas) y el almacenamiento (es un contenedor de vitaminas A, D, E y K, así como de glucógeno, la principal fuente de glucosa sanguínea).

 

Pero estas funciones pueden verse alteradas por la aparición de un proceso inflamatorio del hígado llamado hepatitis. Es una enfermedad que puede ser infecciosa (viral o bacteriana), inmunitaria, tóxica (por el consumo de sustancias tóxicas o fármacos) o hasta de transmisión sexual. Es la principal causa de cirrosis, cáncer de hígado, insuficiencia hepática y trasplante de hígado. En condiciones graves podría provocar la muerte.

 

En la mayoría de los casos la hepatitis no se manifiesta con síntomas claros y pasa inadvertida, siendo un análisis de sangre el método de diagnóstico más oportuno. Sin embargo, es fundamental tener claros los signos de alerta: dolor, distensión abdominal, orina turbia oscura, cansancio, falta de apetito, pérdida de peso, náuseas, fiebre, picazón, así como la característica coloración amarillenta en la piel y ojos (ictericia).

 

En los adultos mayores la forma más frecuente de hepatitis es la C, adquirida por algún procedimiento hospitalario con material contaminado, siendo los factores de riesgo más importantes el suministro de suero intravenoso, transfusión sanguínea y hemodiálisis (terapia para la insuficiencia renal). De acuerdo con estadísticas de la OMS, actualmente van disminuyendo los casos a nivel mundial debido a los rigurosos protocolos de higiene obligatorios en todas las unidades de salud.

 

Clínicamente no existen enfermedades hepáticas específicas de la tercera edad, pero los cambios anatómicos y funcionales del hígado ligados al envejecimiento permiten el desarrollo de ciertos padecimientos de este órgano, en comparación con lo que se observa en personas jóvenes. Además, la posible coexistencia de enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes o problemas en el corazón, pueden influir en el pronóstico hepático de los adultos mayores.

 

Cada 28 de julio, la OMS conmemora el Día Mundial contra la Hepatitis, con la finalidad de difundir y sensibilizar a la población sobre las hepatitis virales y las enfermedades que causan. Aunque en las personas de la tercera edad la hepatitis no es una enfermedad común, es indispensable llevar a cabo revisiones médicas periódicas y garantizar que la atención hospitalaria cumpla con los estándares de higiene y calidad para evitar cualquier infección.

 

En Visiting Angels contamos con cuidadores altamente capacitados y con calidad humana para atender las necesidades de los adultos mayores en casa y darles la calidad de vida que se merecen. Conócenos, Somos una compañía muy especial®.