Llámanos
(55) 5661 2086

FRANQUICIAS

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Tue Jul 16 2019

Por una vejez feliz

La pérdida de vitalidad, cambios en el ritmo de vida y la disminución de las capacidades son algunos factores que contribuyen a sentir depresión

La depresión es una enfermedad clínica grave considerada como un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por la falta de interés y sentimientos de culpabilidad, abatimiento e infelicidad, aunado a una cierta incapacidad para disfrutar momentos de la vida cotidiana.

 

Es una condición que afecta el modo de sentir y pensar. Generalmente, la depresión suele provocar sentimientos de tristeza, melancolía, frustración y abandono, así como deseos de alejarse del círculo social cercano como familia, escuela, amigos y trabajo. También, físicamente puede estar acompañada de ansiedad, pérdida del sueño, inapetencia y falta de interés o placer en realizar actividades.

 

Aunque es un trastorno que se puede presentar en muchas etapas de la vida, en los adultos mayores es más común debido a que es una etapa en la que sufren muchos cambios físicos, hormonales, emocionales y de rutinas. Además, no todas las personas pueden de la misma forma superar la barrera de la edad, alteraciones en las condiciones físicas y mentales, el deterioro de la salud y la reducción de actividades (laborales, sociales o lúdicas).

 

La depresión también puede estar relacionada con el inicio de enfermedades crónico degenerativas, así como con un padecimiento físico específico, como trastornos en la tiroides, enfermedad de Parkinson, problemas en el corazón, cáncer, accidente cerebrovascular y algún tipo de demencia como el Alzheimer.

 

A todas estas condiciones le sumamos la pérdida de seres queridos, separación de los hijos, falta de autonomía, cambio de domicilio (suelen irse a vivir con familiares) y hasta sentimiento de inutilidad debido a que ya no realizan las mismas actividades que antes. Por tales razones es importante mantener estable la salud física y mental del adulto mayor tratando de brindarle una buena atención familiar, apoyo y compresión para que mantengan una actitud positiva ante la vida y vayan adoptando los cambios de forma saludable.

 

En caso de notar alguno de estos síntomas, es necesario solicitar el apoyo profesional para determinar si se trata de una depresión y descartar alguna demencia. Pero los tratamientos médicos y psicológicos no lo son todo, los cuidadores y familiares cercanos son de gran ayuda para evitar un estado depresivo. No se pueden evitar los cambios fisiológicos propios de la edad, pero sí podemos ser el compañero que necesitan para que no se sientan solos; reírnos de sus chistes, escuchar sus historias y hacerlos sentir que son parte importante de nuestra vida.

 

Las terapias de grupo en centros para personas de la tercera edad son muy recomendables para alejarlos de la depresión. Son lugares donde conviven con otras personas de su edad, se sienten cómodos y útiles, se distraen, salen a pasear, realizan actividades que les gustan, hacen actividad física, ejercitan su memoria y en general esos pasatiempos contribuyen a mejorar sustancialmente el buen estado de ánimo.

 

Como puedes ver, son muchos los factores que intervienen en un estado anímico saludable. Ayuda a tu familiar a que se sienta bien, libre, a gusto en casa y, sobre todo, ayúdalo a recobrar las ganas de vivir. En Visiting Angels México contamos con una red de cuidadores especializados que atienden de forma profesional los requerimientos de los adultos mayores desde la comodidad de su hogar. Conócenos, Somos una compañía muy especial®.