Llámanos
(55) 5661 2086

FRANQUICIAS

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Mon Mar 04 2019

Síndrome del Cuidador. Y ahora, ¿quién me va a cuidar?

Las personas que cuidan a un familiar enfermo pueden sufrir agotamiento físico, emocional y mental de forma crónica. En Visiting Angels México te decimos en qué consiste esta enfermedad y cómo se manifiesta.

El Síndrome de Burnout o del Cuidador consiste en estar sometido de manera continua y excesiva a situaciones de estrés, provocando un nivel de agotamiento físico, pero sobre todo emocional y mental. Es común que se presente en personas que desempeñan el rol de cuidador principal de una persona dependiente, usualmente con Alzheimer, enfermedades crónicas o por condiciones de vejez.

 

Generalmente, el perfil de cuidador de un enfermo es un pariente directo del paciente, en especial uno de sus hijos o la pareja. Se trata de una persona voluntariosa que busca compaginar el cuidado con sus responsabilidades diarias y que espera la ayuda de su entorno más cercano.

 

Pero la realidad es otra: conforme va pasando el tiempo va asumiendo poco a poco la responsabilidad absoluta del enfermo, desconectándose de sus necesidades sociales, familiares y profesionales y estableciendo un vínculo de codependencia. Hay algún momento en el que se siente absorbido por el familiar, perdiendo su propia independencia y desatendiéndose de sí mismo sin darse cuenta.

 

Como pasa gran parte de su tiempo con el enfermo las relaciones de acompañamiento que establecen con el tiempo se desgastan, provocando tensión, ansiedad, depresión, frustración y desequilibrio emocional. La afectación mental a la que se somete termina afectando su calidad de vida.

 

Generalmente después de un año de intensos cuidados acaba sumamente agotado y empieza a sufrir alteraciones físicas, emocionales y sociales que pueden desequilibrar muchos aspectos de su vida laboral y personal, aparte de su salud.

 

Sabemos que estar con alguien que se necesita atender, cuidar, orientar o acompañar resulta estresante, sobre todo si es por un tiempo prolongado. Esta situación agotadora provoca sentimientos negativos, generando enojo, irritabilidad, violencia, conflictos familiares graves y a largo plazo distanciamiento de los demás miembros de la familia.

 

En este contexto es fundamental para el cuidador que su familia entienda el desgaste físico y principalmente emocional que sufre. Esta enfermedad no sólo se interpone en la vida del paciente también es un mal con consecuencias psicológicas para quien cuida de él. Pero esto no tiene por qué ser así, nosotros te ayudamos para que la responsabilidad del enfermo no recaiga en tus hombros por completo.

 

Sabemos que estás haciendo una extraordinaria labor como cuidador, pero no estás solo. En Visiting Angels México queremos que pases tiempo de calidad con tu ser querido y dejes en nuestras manos los cuidados de tu familiar sin la necesidad de salir de casa. Recobra tu vida y tu energía, acércate a nosotros, Somos una compañía muy especial®.